Convivencia e Igualdad

El clima de convivencia de un centro, como el de cualquier colectivo humano, es algo que es responsabilidad directa y depende de las personas que conforman ese colectivo. Esa es la filosofía que soporta nuestro Plan de Convivencia, el convencimiento de que cada persona que forma parte de nuestra comunidad educativa suma: niños y niñas, familias, profesorado y personal de servicios. No se trata tanto de “cumplir normas” escritas en un papel como de construir comunidad de aprendizaje y generar estructuras que propicien la inclusión.

Desde el curso 2018/19 tenemos un Equipo de Convivencia e Igualdad formado por catorce profesores, entre ellos las personas responsables de la función de orientación, dirección y jefatura de estudios. Este equipo se reúne periódicamente y es el encargado de actualizar el Plan de Convivencia, elaborar el Plan de Igualdad del centro y responsabilizarse de diferentes programas y buenas prácticas llevadas a cabo en el colegio, no solo para hacer efectivos los diferentes planes, sino para servir de sensibilización, experiencia y reflexión al alumnado sobre las actitudes y valores que garantizan algo en lo que creemos profundamente: la riqueza de la diversidad y la necesidad de la educación inclusiva.

Descargar Plan de Convivencia

Algunas acciones, ya asentadas desde hace varios cursos, son: la visibilización de Mujeres Notables, incorporándolas al currículo del colegio, la celebración del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia (colaborando con el colectivo “Una ingeniera en cada cole” de la Universidad de Zaragoza), la conmemoración del Día Contra la Violencia de Género, la celebración del Día de la Mujer (8 de Marzo)…

El cole cuenta con un Observatorio de Convivencia e Igualdad integrado por padres/madres/tutores, alumnado y personal del centro, cuya función es proponer acciones que mejoren la convivencia en el colegio y servir de faro para prevenir o detectar conflictos y discriminación de cualquier tipo.

Nuestro firme propósito es trabajar por el bienestar físico y emocional de cada alumno. Por ello, damos importancia a la detección de cualquier situación compatible con el acoso escolar, y no dudamos en aplicar el protocolo que establece el Gobierno de Aragón. Lo podrás encontrar en la recepción del centro, o descargarlo aquí:

Descargar Protocolo Acoso Escolar

A partir de un proceso de reflexión participativa, llevado a cabo desde Educación Infantil hasta 6º de Primaria, durante el curso 2018/19, alumnado, profesorado y familias tuvieron la oportunidad de plantear cuáles eran, a su juicio, aquellos aspectos que dificultaban la convivencia en los recreos o que suponían un obstáculo de cara a plantear recreos realmente inclusivos.

Los niños y niñas hicieron no solo un análisis de situación sino un montón de propuestas. En el curso 2019/20 el profesorado, con la dinamización del Equipo de Convivencia e igualdad, decidió dar la vuelta a los recreos y hacerlos más diversos, menos dependientes solo del balón.

Se plantean diferentes actividades y se diversifican los espacios y momentos para realizarlas, de tal manera que nuestro espacio de recreo no quede monopolizado por una única actividad. Así, en los recreos tenemos la oportunidad de jugar al fútbol o al baloncesto, pero también de emplear disfraces, pintar, bailar, jugar a datchball, a juego simbólico, emplear ruedas… todo ello con la implicación del profesorado, pero sobre todo del alumnado, que es el responsable de sacar y guardar el material.

Soy menor y aprendo a decir no es un proyecto de innovación educativa validado por el Gobierno de Aragón cuyo objetivo es la prevención del abuso a menores. Este proyecto surge como necesidad a un problema y realidad social que nos atañe a todos. Puesto que nuestra labor como centro docente es educar a niños de 3 a 12 años, vemos muy importante dotar de herramientas a toda la comunidad educativa con el objetivo principal de prevenir el abuso sexual infantil y, en el peor de los casos, si este se produjera, saber cómo gestionar esas situaciones desde el entorno escolar y familiar.

El proyecto consiste en la formación sistematizada de todos los miembros de la comunidad educativa a través de talleres y cuentacuentos, en el caso del alumnado, y de encuentros formativos, tanto con el personal del colegio como con las familias.

El objetivo con el alumnado es darle a conocer esta realidad y dotarle de estrategias para prevenir o para revelar en el caso de que lo sufran. Con el personal del centro y las familias el objetivo es la prevención, detección y la gestión adecuada cuando se produce una revelación por parte de un menor.

Prevención del acoso escolar. La mejor prevención es la formación del alumnado en acoso escolar. Conocer esta realidad a través de charlas y talleres, les permite tomar conciencia de la importancia que tiene para uno mismo y para los demás establecer relaciones saludables con sus compañeros y promover entre todos un clima de convivencia positivo. Además de estas acciones de sensibilización, la orientadora del centro realiza un sociobullying a las clases de 3º a 6º de Primaria, para detectar posibles situaciones de desigualdad entre el alumnado y poder intervenir de inmediato.

Apostamos por una convivencia positiva, de la que cada uno nos hacemos responsables. Apostamos por que el alumnado sea el protagonista de su propio proceso educativo. Apostamos también por el Aprendizaje-Servicio como metodología que construye y mejora el entorno, a la vez que nos proporciona aprendizajes valiosos para nuestro crecimiento.

De todos estos principios nace el Programa de Alumnado Ayudante, en el que niños y niñas de 4º, 5º y 6º de Primaria, elegidos por sus compañeros y acompañados por seis profesoras, se convierten en figuras activas en la convivencia entre todos los niños. Cualidades como la sinceridad, la empatía, la escucha activa, el respeto… son las que los niños ayudantes ponen a disposición del resto para mejorar la convivencia de todos.

La función del Alumnado Ayudante es servir de “figura referente” para sus compañeros, aquella persona a quien pueden contar un problema o dificultad que tengan (y que tal vez dé apuro contar a un profesor), aquella que está atenta a compañeros que se queden más solos, aquella que puede ayudar a dos compañeros que tienen un conflicto o servir de enlace con el profesorado para resolverlo, si la mediación es complicada.

A lo largo del curso, el profesorado responsable acompaña al Equipo de Ayudantes, aportándoles formación y recursos e interviniendo en aquellas circunstancias más complejas que lo requieran.

_

ENTRE TODOS ILUMINAMOS
EL MUNDO

Solo llegando al corazón hacemos verdadera educación

Carolina Baron